Barquillos artesano, ecológicos. Ecoalimentaria Barcelona.
Barquillos artesanos y ecológicos

La «neula» o barquillo es un postre caprichoso, un dulce consumido en las fiestas de Navidad, pero ¿de dónde viene la tradición?

El barquillo (o «neula» en catalán) es  una hoja fina de pasta que tiene la forma de canuto y está realizada con harina, azúcar, manteca, miel y canela. El nombre de barquillo procede del hecho en que originalmente  se calentaba la pasta en moldes que tenían una forma convexa o de barco.

Por su parte, la palabra «neula» proviene de nebula, que en latín significa niebla, esto es porque la «neula» es un alimento tan ligero como la niebla, no pesa, ni engorda…

La primera documentación que se tiene del proceso de elaboración de las «neulas» o barquillos se remonta a los s. IX y XII en los monasterios. Más tarde se empezaron a fabricar por los panaderos hasta que aparece el especialista barquillero u obleero.

En la Edad Media se vendían por la calle y su consumo estaba muy extendido. Incluso en la mesa de los reyes y grandes personajes. Un ejemplo de ello es en el convite del rey Jaume I donde está documentado que se tomaron barquillos con miel.

Su elaboración artesanal no era fácil, primero se tenía que mezclar la manteca con el azúcar, luego añadir la harina. En un perol grande se iba mezclando todo junto con la leche, los huevos, la vainilla, la canela. Se utilizaba para mezclar un trozo de remo de barca y se tenía que conseguir una pasta muy fina. Se dejaba reposar dos horas y se cocía con tres juegos de platos aguantados con una estructura de hierro, antes de que se enfriara la hoja de pasta con un palito se enrollaba la pasta formando un canuto.

Desde el siglo XII los barquillos ya se encuentran en las comidas navideñas catalanas, quedando la «neula» como un símbolo de Navidad, aunque su degustación es conocida y puede ser disfrutada en cualquier época del año.

La elaboración de barquillos ecológicos siguen los métodos tradicionales, son fabricados con productos ecológicos y naturales.

Para acabar, os deseamos lo mejor en estas Navidades y os aconsejamos consumir productos naturales, de proximidad y ecológicos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba