Si quieres realizar cambios positivos en tu vida, esto es: replantearte tu trabajo, tus relaciones personales, tu manera de vivir y en general tu bienestar, en este artículo te explicaré cómo empezar a realizar ese cambio.

Paso a paso conseguirás aquello que te propongas

Cada año que pasa nos carga de experiencias, algunas buenas, otras que no nos hacen sentirnos bien. A veces notamos que hemos de cambiar para no volver a entrar en la rutina o en un bucle poco satisfactorio, y esto nos puede pasar tanto en aquello que hacemos como en lo que sentimos, incluso en la manera de relacionarnos con el exterior.

Lo primero de todo es asumir que realizar un cambio en tu vida es una tarea que necesita un tiempo, no es una tarea fácil, pero tampoco difícil, simplemente es ir modificando poco a poco unos hábitos que tenemos adquiridos, que ya no nos sirven, y renovarlos por otros que nos aporten mayor bienestar y felicidad.

A continuación, te voy a dar los pasos necesarios para que puedas empezar a realizar cambios positivos en tu vida.

1. El primer paso es el despertar, el tomar conciencia de que hay alguna cosa en nuestra vida que no funciona. A veces sentimos insatisfacción y no llegamos a saber con certeza qué es lo que nos produce ese malestar.

El primer gran paso para el cambio es encontrar aquello que no funciona en nuestra historia personal.

Para llegar a darte cuenta de que algo no funciona en tu vida, has de pasar de una fase inconsciente del problema, a una consciente. Normalmente, antes de que nuestra mente consciente sepa que necesita un cambio, nuestro inconsciente ya lo sabe.

Es cuando nos damos cuenta que algo no va bien, cuando empezamos a cuestionar la necesidad de realizar un cambio en nuestra vida.

Mente consciente, mente subconsciente
Mente consciente, mente subconsciente

2. El segundo gran paso, tan importante como el anterior es aceptar aquello que no funciona. Aceptar que necesitas un cambio es el primer gran paso para conseguir aquello que deseas.

 No todas las personas son capaces de aceptar que algún aspecto de su vida puede mejorar.  Y es que el asumir y reconocer que algo va mal es el gran paso para ponernos manos a la obra y empezar a trabajar a fin de mejorar esa situación.

Hay que tener en cuenta que la aceptación no significa resignarse, ni negar, ni emprender una lucha contra los que no va bien. Aceptar es reconocer, asumir y hacerse cargo de ello.

3. Si los dos primeros pasos están claros el tercer paso es sencillo, simplemente tienes que definir un objetivo claro y concreto de lo que deseas. Este objetivo puede resumirse en una frase que defina aquello que queremos lograr para conseguir ese cambio.

Un ejemplo:

Yo (mi nombre), voy a cambiar (esto) por una manera más eficaz de (lo que sea: relacionarme, comer, trabajar, …) que me proporcione mayor bienestar físico y psíquico, para poder vivir una vida más plena y feliz.

4. Una vez tenga el objetivo claro de lo que quiero cambiar he de buscar recursos para hacerlo. A veces es necesario ayuda externa, otras veces la lectura de algún libro puede servirnos de base y darnos muchas ideas. Buscar herramientas motivadoras, el apoyo de los amigos, la familia, alguna asociación o contactar con algún especialista en coach puede ser de gran ayuda.

Estos recursos son las herramientas de trabajo que nos servirán para ir poco a poco alcanzando el objetivo que nos hemos marcado.

5. Una vez marcado el objetivo y hallado algunos recursos viene la parte creativa, que es poner en práctica todo lo que vamos aprendiendo.

A partir de los recursos que vamos encontrando se irán realizando pequeños cambios. Como en todo cambio, nuestros hábitos adquiridos pueden generar alguna resistencia, es por esto que cambiar algún aspecto de nuestra vida es un proceso lento pero que merece mucho la pena.

El secreto de cualquier cambio es ir enfocando toda nuestra energía en pequeños cambios duraderos, esto es mucho mejor que intentar realizar cambios radicales que no podamos asumir.

Realizar cambios en tu vida
Cambios positivos

6. Finalmente, una vez hemos conseguido cambiar esa parte de nuestra vida insatisfactoria por una nueva forma de vivir que nos aporta mayor felicidad hemos de mantenernos en el cambio.

Hay que tener en cuenta que un cambio de hábitos es un camino que vamos a realizar para mejorar nuestro bienestar a corto y largo plazo, por lo que debemos mejorar nuestros hábitos saludables poco a poco y día a día.

Desde Ecotendencias te proponemos mantener siempre la mente abierta a nuevas ideas y experiencias.

 

“El secreto del cambio es enfocar toda tu energía, no en la lucha contra lo viejo, sino en la construcción de lo nuevo” (Sócrates)

 

Si quieres saber cómo alcanzar tus objetivos pincha aquí

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba