Los radicales libres son moléculas reactivas e inestables que han perdido un electrón y que buscan recuperarlo de manera agresiva, por lo que suelen ser dañinos para las células.  Al ser muy oxidantes causan diversos problemas en nuestro organismo siendo uno de los principales factores subyacentes de enfermedades crónicas, inflamación, enfermedades cardíacas y muchos cánceres.

Los radicales libres siempre aparecen en nuestro organismo, ya que son subproducto del propio metabolismo interno, pero también se forman cuando nos exponemos a tóxicos ambientales, humo de tabaco, a radiaciones, insecticidas y productos sintéticos de limpieza de la casa y limpieza corporal. Una de las acciones dañinas de los radicales libres es la producción de inflamación. Hemos de tener en cuenta que el exceso de sol también provoca la aparición de radicales libres.

Hace unos años, Clinton Ober, descubrió que las cargas negativas (electrones) que están en la superficie de la tierra eran necesarios para el mantenimiento saludable de nuestro organismo. Observó como la conexión de nuestro cuerpo con la tierra hacía que se instalase el mismo potencial eléctrico que tiene el Planeta, recargándonos de iones negativos, que conseguían paliar la carga de los radicales libres reduciéndolos.

Tras varias investigaciones se vio que el contacto con la superficie de la tierra mejoraba los procesos inflamatorios.

Ober inició sus investigaciones descubriendo múltiples beneficios que las personas obtenían cuando se encontraban en contacto con la superficie de la tierra, tanto si era caminando descalzos (Earthing), como sentados y también observó los mismos beneficios cuando conectaba a las personas mediante cables conductores a una varilla de metal clavada en la tierra en el exterior de sus casas.

Earthing
Practicar Earthing en el suelo un poco húmedo consigue mejor el intercambio de electrones.

Otra manera de combatir la acción dañina de los radicales libres es el consumo de antioxidantes.

Los alimentos son una fuente importante de antioxidantes, estos se encuentran principalmente en las frutas y las verduras. La cantidad de antioxidantes que contengan nuestros alimentos dependerá del suelo en el que han sido cultivados. Las verduras y las frutas, procedentes de cultivos ecológicos, cuando se comen en su punto de madurez son los alimentos que mayor carga de antioxidantes y minerales podemos encontrar en el mercado. Para que nos protejan realmente deberíamos consumir unas cinco raciones entre fruta y verdura al día, sino también podemos optar por suplementos alimenticios.

 

Fruta y verdura ecológica
La fruta y verdura ecológica contiene mayor porcentaje de antioxidantes

 La fruta y verdura con mayor carga de antioxidantes son las procedentes de cultivos ecológicos que tienen mayor coloración.

Desde Ecotendencias os aconsejamos la práctica de Earthing combinada con la ingesta de fruta y verdura ecológica, de temporada y proximidad, de esta manera aumentamos la sinergia entre dos de las ecoterapias más sencillas, fáciles y sobretodo beneficiosas para nuestra salud.

2 comentarios en “Radicales libres, earthing y antioxidantes”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba